miércoles, 14 de abril de 2010

Contemplo junto a mi el cadáver del que fui (según tu) en una ocasión

Me parece que había dicho que no volvería a escribir al respecto de mi relación sentimental terminada hace quizás un mes y medio.

Aunque asi sea, hay cosas que debo desahogar.

No soy perfecto. Nunca lo he sido. Nunca lo seré. Pero aún así, trato de dar siempre y en todo lo que hago, lo mejor de mi. Siempre. Quizás no se note, pero así es.

No puedo negar que sigo pensando en ella, que la he recordado mucho en estos dias en los que veo más próxima mi salida de la carrera. Y más que en las pasadas vacaciones, archivando documentos desde la vocacional hasta los primeros semestres de la ingeniería, encontré en mis libretas ésas pequeñas anotaciones diarias que ella hacía, con algunas frases o dibujos. Y sonreí.

Y recordé que, a pesar de todo, fuí muy feliz.

También encontré recuerdos de la preparatoria (la vocacional, para quienes estén familiarizados con el término) y encontré algunos trabajos que hice en conjunto con mi entonces pareja. Recuerdo también que a pesar de todo, hacíamos buen equipo y procurábamos hacer bien las cosas en la escuela. Y sonreí también.

Aunque pude sentir una gran diferencia entre unos recuerdos y otros.

En el 2009 volví a tener contacto con ella, mi ex novia de la vocacional, y fué algo... extraño. Extraño, porque al momento de que nos peleamos y nos dejamos, fué con mucho coraje y resentimiento. Cosas que, con el paso del tiempo y con alguien más en mi vida (mi ahora ex novia de la ingeniería) fueron perdiendo importancia.

Y platicamos mucho, me presentó a su esposo y conocí a su hija.

Es algo muy extraño, pues ver a una chica con la que conviviste 3 años, pasaste muchos momentos agradables y que llegó a tener un peso importante en tu vida, siendo madre de familia, graduada de su licenciatura y enamorada de su esposo... es algo que no se da todos los días, no con todas las personas.

En ese momento me di cuenta, de que todo el daño que nos infringimos en aquellos dias, quedó atrás.

Quizás con mi ex de la carrera, tenga que pasar lo mismo.  Y no me refiero a que esté casada y tenga hijos. Me refiero a que quizás tenga que pasar mucho tiempo para que podamos sanar por completo, y más siendo que ésta vez fué demasiado el daño causado (en ambos).

No sé como esté. Me lo pregunto a menudo. Sé que de ánimos quizás no estará bien, porque la conozco lo suficiente. Pero tambien sé que no estará sola. Que habrá quien la apoye, quien le tienda la mano para ayudarla a levantar, y por qué no, alguien que la ame y dé todo por ella.

Como diría Christina Rosenvinge "Alguien que cuide de mi, que quiera matarme y se mate por mi..."

Porque, al haber leído sus palabras en mis libretas de cálculo vectorial y física, recordar tantas cosas buenas, tantos momentos, experiencias y vivencias que pasamos uno al lado del otro... al haber hecho esto, sonreí. Sonreí y olvidé por un momento todo aquello malo que nos hicimos. Porque no es mi orgullo ni rencor ni odio ni el hecho de haber sido "engañado" lo que me hizo evitar retomar ésa relación. De ser así, creo que hubo muchísimo más orgullo, rencor y odio por su parte. Muchas veces, sin ningún fundamento.

Cuando sonreí y noté la diferencia entre unos recuerdos y otros, me di cuenta que en realidad, ya la había perdonado.

Y quizás cuando sepa (si es que llego a saberlo) que hay alguien especial, en su vida que supo entregar todo lo que a mi me faltó entregar, que la cuide y que sea su apoyo, como quizás yo no lo fuí, será entonces cuando mire atrás por un momento, y recordaré que también yo fui feliz y seguiré mi camino, como hasta el momento lo he hecho.

No sé si en mi camino también encuentre a alguien especial. Creo que no estoy interesado por ahora en saberlo. Porque estaré más ocupado en concentrarme en no recordar para no pensar en ella, porque aún hay algo aqui, en mi corazón, un lugar en el que siempre estará. Porque, aunque no lo parezca, aún me duele.

Pero si en un momento, llega alguien especial a mi vida, y si mi condición sentimental lo permite en esos momentos, no desaprovecharé la oportunidad y trataré de salir adelante. Procuraré no cometer los mismos errores del pasado y daré lo mejor de mi.

Aunque sé que, inevitablemente, asi esté yo con alguien especial, vendrá su recuerdo a mi memoria. Y la buscaré con la mente. Y le desearé que esté bien, rezaré porque sea feliz, muy muy feliz. Y quizás cuando piense en eso, mire al horizonte y le dedique un suspiro más. Largo y profundo.

Y yo, seguiré mi camino.



5 comentarios:

Jedi Master GenesisOrion dijo...

Eh... -_- ... Primero.

la MaLquEridA dijo...

Me da mucho gusto leer que esto está pasando, espero de verdad que así sea.

Estoy recordando ahora mismo las primeras veces que venía y preferí quedarme detrás de la puerta, ¿recuerdas?, nunca pensé que algún día llegarías a ser mi querido amigo.

Te quiero mucho Karnicero, y hoy me he acordado de ti.

Gracias por haberte acordado tu de mi.


Besos.

Guecha dijo...

RAZ

Jedi Master GenesisOrion dijo...

Cuarto!

Jedi Master GenesisOrion dijo...

Quinto y csm! Cu cu cu cu cuuuuuuumbia!!!1111!1!11!!